Unas uñas bien pintadas es el remate de oro de un look, pero no se trata de coger el pincel y solo pintar. Hay que aprender a usar bien los esmaltes.El momento ideal para pintarte las uñas es después de haberte duchado. Primero límalas y púlelas. En segundo lugar, aplica una buena capa de esmalte transparente a cada uña. Por último, usa el esmalte de color. Siempre empieza pintando por el centro y deja los lados para el final.

Un toque de color orgánico para tus uñas:

No se encontraron productos que concuerden con la selección.