Siempre encontramos un buen motivo para escribir un nuevo post en nuestro blog: hablar de un tema de actualidad, resolver consultas sobre un producto determinado o simplemente dar a conocer una marca nueva, pero en este caso ha sido un cartel publicitario lo que nos ha inspirado. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo… 😉

Beneficios de Utilizar Cosméticos Naturales

Y es que ver que una marca conocida de cosmética, anuncia una de sus cremas como “natural”, cuando está realmente compuesta por una gran cantidad de sustancias químicas, con algún componente natural añadido que se encuentra en cantidades insignificantes, es algo que nos enfada muchísimo.

No hay nada que más nos desagrade que la publicidad engañosa, utilizando campañas de marketing que se aprovechan del consumidor poco informado. Por eso, hoy vamos a hablar sobre las ventajas de comprar cosmética natural:

Ventaja 1: La cosmética convencional o industrial, utiliza múltiples sustancias químicas en su composición.

Son multitud de sustancias químicas, de síntesis, las que podemos encontrar en el listado de ingredientes de productos convencionales usados en la higiene diaria (cremas, lociones, geles, champús, desodorantes, dentífricos…). La mayor parte de la población desconoce los peligros para la salud que acarrea su uso continuado, ya que muchas estas sustancias tóxicas son bioacumulativas. Entre ellas, encontramos:

Derivados del petróleo: (parafina, paraffinum liquidum, silicona..) Dejan en nuestra piel la engañosa sensación de piel hidratada, humectada, pero que sin embargo taponan los poros, dificultando la eliminación de sustancias tóxicas y disminuyendo la cantidad de agua que se evapora por la piel, favoreciendo la deshidratacion.

Liberadores de formaldehído: La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y la EPA (Agencia de Protección del Medio-Ambiente de EEUU), han determinado que el formaldehido es probablemente carcinogénico en seres humanos. Está en ingredientes con la palabra urea: diazolidinylurea, polioxymethylene-urea, imidazolidinyl-urea.
También en sustancias con las letras DM, DMDM o DMHF. No confundir con urea a secas, que es inocua

Parabenes: actúan como conservantes y son muy utilizados en la cosmética tradicional porque alargan la duración del producto y tienen un precio muy económico.

La Comisión Europea ha limitado el uso de Buthylparaben y Propylparaben al 0,14%, prohibiéndolo completamente en productos destinados a la zona del pañal en niños menores de 3 años, ya que esta piel puede estar irritada o lesionada, aumentando la absorción de estas sustancias.

La Unión Europea, ha ordenado además, la prohibición de isopropylparaben, isobutylparaben y otros como phenylparaben, benzylparaben y pentylparaben, al considerar que no hay suficiente información sobre sus riesgos.

Ingredientes etoxilados: destruyen la barrera protectora natural de nuestra piel, que se hará más vulnerable y receptiva a la entrada de otros ingredientes tóxicos. Estos, se obtienen de sustancias consideradas especialmente dañinas como el óxido de etileno, que se considera potencialmente cancerígeno. Se identifican por el sufijo –ETH (laureth, steareth…) o con prefijo PEG- seguido de un número.

Ftalatos: considerados disruptores endocrinos, sustancias químicas que alteran el sistema hormonal. Se encuentran como: phthal, phthalate, DBP (dibutylftalato), DEP (diethylftalato) y BEHP.

Cosmética sin ingredientes toxicos

Compuestos halógenados orgánicos: alergenos que además pueden formar nitrosaminas (prohibidas por su carcinogeneidad). Contiene las palabras chloro, bromo, iodo (aluminium chlorohydrate, methyldibromo glutaronitrile, iodopropynil). No se debe confundir con componentes inocuos de sales como chlorid, bromid, iodid.

Aminas: en combinación con nitratos, forman nitrosaminas. Aparecen como DEA (dietanolamina), MEA (monoetanolamina) y TEA (trietanolamina).

Aluminio: utilizado sobre todo en desodorantes. Disruptor endocrino y protagonista de múltiples estudios de investigación por su posible relación con el cáncer de mama. Se encuentran como: aluminium, chlorhidrato de aluminio.

Otros conservantes: como el methylchloroisothiazolinone, methylisothiazolinone o phenoxyetanol, son potentes alérgenos, que producen dermatitis de contacto. Hace tiempo dedicamos un artículo muy interesante hablando del phenoxyethanol y su toxicidad (especialmente relevante porque se usa en muchos productos destinados al público infantil, como las toallitas).

La mayoría de productos de maquillaje, además de las sustancias comentadas anteriormente, contienen metales pesados, como el Cobalto, Niquel, Bismuto y sobretodo Plomo (muy presente en los píntalabios), con efecto acumulativo, que con el tiempo puede suponer un riesgo para la salud.

Algunos productos industriales pueden parecer “milagrosos” en un primer momento, pero su efecto desaparece rápidamente y como hemos comentado, un simple vistazo a la lista de ingredientes, hace reconsiderar las “ventajas” de esos parches temporales.

Ventaja 2: La cosmética natural cuida y protege nuestra piel y nuestra salud.

La cosmética natural utiliza en su formulación, sustancias orgánicas ricas en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, con ingredientes de cultivo ecológico, sin recurrir a sustancias químicas ni perfumes o colorantes de síntesis.
Esto supone un enorme beneficio para nuestra salud ya que los productos naturales presentan mayor afinidad con la composición bioquímica de la piel, por lo que son más eficaces y mejor tolerados que los sintéticos.

Ingredientes Naturales

Ventaja 3: Respeto al medio ambiente

Las sustancias difícilmente biodegradables no se pueden utilizar. Además, en su elaboración, no producen residuos contaminantes, respetando así el medio ambiente y reduciendo el impacto ecológico.

Ventaja 4: Cosméticos no testado en animales

La cosmética ecológica está en contra de la experimentación en animales. Las pruebas dermatológicas son “cruelty free”, se realizan en voluntarios, sin recurrir a pruebas que causan sufrimiento innecesario en animales.

Cruelty Free

Ventaja 5: Resulta económicamente más rentable.

Lejos de lo que mucha gente piensa, existen cosméticos adaptados a todos los bolsillos. Además de ser una alternativa más saludable, es mucho más eficaz y económica a largo plazo.

Y es que, es llamativo ver como en muchísimos países de Europa hay una gran tradición de consumo de productos ecológicos, la gente demanda información, y eso es algo que en España echamos de menos, porque queda un largo proceso de concienciación.

Utilizar Cremas ecológicas baratas

Mucha gente se escuda en lo innecesario, exagerado y engorroso que resulta informarse sobre los ingredientes de cualquier producto que vamos a utilizar, pero nosotras creemos que en eso precisamente se basa el CONSUMO RESPONSABLE.

Por ejemplo, si quisieseis ahuyentar los mosquitos y alguien os diese un pesticida para aplicar en vuestra piel o la de vuestros hijos, ¿lo haríais? Pues eso es lo que estamos haciendo inconscientemente cuando usamos la mayoría de los antimosquitos convencionales, que contienen DEET en su composición, un repelente químico que en definitiva, es un pesticida.

O también, podríamos deciros, que muchos de los productos antipiojos que alegremente aplicamos en el cuero cabelludo de los peques, utilizan malatión, un insecticida organofosforado, desde luego nada saludable. Y así, podríamos estar hablando sin parar de un gran listado de ingredientes con los que convivimos a diario y que nos pondrían los pelos de punta.

¿Obsesionarnos? NO, pero como mínimo, recurrir al principio de la precaución y limitar el uso de estas sustancias en nuestra vida diaria. En definitiva, hemos hablado de cinco razones básicas para comprar cosmética natural, pero realmente podemos resumirlas en una sola:

SI HAY ALTERNATIVAS MÁS SALUDABLES, ¿POR QUÉ NO RECURRIR A ELLAS?

Además, hoy en día, los sellos o certificados ecológicos, nos facilitan mucho la ardua tarea de indagar el listado de ingredientes, ya que ofrecen garantía de calidad.

Certificados Ecológicos de calidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *