Hemos hablado en anteriores entradas del blog sobre los cuidados de la piel grasa (click aquí) y de la piel seca (click aquí), pero ¿qué pasa con la piel mixta?

Cómo cuidar la piel mixta

El cuidado de la piel mixta es más complejo, porque este tipo de piel se caracteriza por tener áreas grasas (la clásica “zona T”: frente, nariz y barbilla, que se muestran con brillos, granitos o puntos negros) y zonas más secas (mejillas y contorno de los ojos, que lucen un aspecto mate y sin brillo, con tendencia a la formación de arrugas), por lo que hay que tratar de lograr un equilibrio, que permita lucir una piel radiante.

cuidar la piel mixta

¿Qué tengo que hacer? Pues como os hemos contado en otras ocasiones, hay que seguir 3 sencillos pasos que son fundamentales:

1- Limpiar la piel

La limpieza siempre, 2 veces al día (mañana y noche), con agua fría/templada y un jabón suave, en el caso del Jabón de Aleppo debe ser al 20%. (Si te interesa saber más sobre este jabón no te pierdas este post). No se debe usar agua caliente, porque estimula la producción de sebo en la zona T y reseca el resto de la piel, dañando la barrera protectora natural.

Podéis usar también agua micelar u otro formato que os guste más como gel o espuma.

2- Tonificar la piel

Tras la limpieza, es fundamental tonificar la piel, eliminando restos de impurezas, maquillaje o sebo, cerrando los poros y preparando la piel para la hidratación posterior.

Un buen producto en este caso es el tónico limpiador para piel mixta/grasa de Natura Siberica.

3- Hidratar la piel

Hay que buscar cremas específicas para este tipo de piel, que aporten hidratación a las zonas más secas, sin engrasar el resto, como por ejemplo la crema de melisa de Dr. Hauschka o la crema de noche para piel mixta/grasa de Natura Siberica. Y por supuesto, ¡no olvidéis hidratar bien el contorno de ojos! ya que esa zona sufre mayor deshidratación en este tipo de pieles.

Cuidado piel mixta_Adaralia

Para conseguir un cuidado perfecto de tu piel, sería ideal, por último, exfoliar y aplicar una mascarilla purificante con minerales una vez por semana (como la mascarilla Detox de Madara).

Y si quieres maquillarte, no olvides usar base de maquillaje mate, que no aporte más brillo a tu piel, y polvos traslúcidos en las zonas más grasas.

¡Ahora ya puedes lucir una piel estupenda y radiante! ¡A presumir de piel bonita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *